Walter Albán señaló que el proceso de evaluación estuvo mal pensado


El ex defensor del Pueblo, Walter Albán, señaló que la renuncia de Pedro Patrón Bedoya a la Junta Nacional de Justicia le puso punto final a «un proceso que fracasó desde su diseño original».

Albán atribuyó el problema actual a un problema de diseño de la evaluación que no tuvo en consideración el perfil de lo que se buscaba.

«La evaluación en sí misma estuvo mal pensada, no tuvo en consideración el perfil de lo que se busca, no se busca jueces y fiscales se busca a quienes van a designar jueces y fiscales y ese es un cambio sustantivo en lo que se quiere evaluar», señaló.

«Había varios casos de gente que hubiera sido idónea, pero con una evaluación como la que se hizo nunca llegaron. Quedaron excluidos después de las de conocimientos, gente que tenía todas las calificaciones, una trayectoria intachable. Estoy seguro que podría haber sido gente muy capaz para llevar adelante una responsabilidad como esta, pero que quedaron excluidos en base a una prueba absurda en la que se les pedía cosas que no tienen nada que ver con el perfil de los que se busca para la junta», agregó.

Asimismo, el miembro del Consejo Directivo de Proética señaló que no se reparó en contratar a profesionales de recursos humanos para que se realice el diseño de la evaluación en base al perfil buscado para la Junta Nacional de Justicia.

«Hay que sacar experiencias de lo ocurrido y creo que el nuevo diseño para el concurso que ya se anunció tendrá que tomar en cuenta estos factores», afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *