¿Te darías un baño en la piscina del inhóspito desierto de Danakil? Una pareja de intrépidos se atrevió

El desierto de Danakil, en Etiopía, conocido como el Cuerno de África, tiene temperaturas que superan los 50 grados centígrados en el día; sumado a ello, las elevadas concentraciones de sulfuro, sal y azufre que brotan de la tierra le dan al terreno un color amarillento, convirtiéndolo en un lugar inhóspito donde solo se atreven a llegar los más intrépidos.

Una pareja de Nueva Zelanda integrada por Bridget Thackwray de 25 años y su compañero, Topher Richwhite, de 33 años, turistas que se pasean por el mundo en busca de nuevas aventuras contaron en expeditionearth.live su más reciente hazaña.

Bridget Thackwray fue grabada dándose un refrescante baño en una piscina natural a 127 metros bajo el nivel del mar en mitad del desierto de sal de Danakil.

La depresión del desierto de Danakil se formó a partir de la divergencia de tres placas tectónicas en el Cuerno de África. Conocido como «la cuna de la humanidad» debido a que las mismas tierras fue hallada en 1974, a «Lucy», un famoso fósil de mujer adulta, datada hace unos 3,2 millones de años.

La belleza del desierto de Danakil es el volcán Dallol, un cráter situado a 45 metros por debajo del nivel del mar y cuyas corrientes ascendentes crean asombrosos manantiales de azufre y sal.

La intrépida pareja que se atrevió a entrar en esta inhóspita zona por sus temperaturas -este es el lugar que tiene el récord de media más alta en un lugar habitado en la Tierra- así como peligrosa por la situación política del país de Etiopía, pudieron ver un impresionante paisaje donde la arena del desierto es sustituida por las fuentes de azufre y minerales que otorgan tonos amarillos, verdes o blanco al terreno, que hacen de él un paisaje único.

Fuente: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *