Pleitos entre madre e hija que perdura en la familia de Alejandra Guzmán


La relación entre las integrantes de la Dinastía Pinal se ha caracterizado por el éxito en el medio del entretenimiento como actrices y cantantes, pero también ha sido marcada por pleitos, traiciones, distanciamientos y escándalos mediáticos que las han puesto a prueba públicamente.

Pero parece que la historia se repite una y otra vez, como una maldición. El distanciamiento entre madre e hija ha sido común denominador en la relación entre Silvia Pinal con sus dos hijas Sylvia Pasquel y Alejandra Guzmán; a su vez, ésta última vive lo mismo en la actualidad con su hija Frida Sofía, en medio de acusaciones por presunta violencia doméstica.

Además, en sus historias se han añadido la traición por compartir amores. Hace unas semanas, Frida Sofía reclamó en Instagram a Alejandra Guzmán el dejarse ver en público con su ex novio, lo que desató especulaciones que la cantante negó este 2 de julio.

«Nunca haría eso. Pongo las manos en el fuego. Yo jamás le haría daño a Frida de esa manera. Yo soy cariñosa con la gente, pero eso no quiere decir que me quiera acostar con sus novios», dijo tajante «La Guzmán».

Desde diciembre pasado, la rockera no tiene contacto con su hija, quien vive en Miami. A decir de Alejandra, a su relación de madre e hija le faltaba respeto. «Y es difícil cuando hay golpes de por medio, agresión, que yo no sé hasta donde pueda llegar. Por eso me alejé».

Guzmán confirmó que Frida la agredió físicamente «varias veces» debido a «mucho alcohol y muchos resentimientos, muchas cosas que no ha perdonado y que no ha querido ver. Porque he estado ahí. Hace dos años le regalé el departamento porque estuve trabajando en Miami y fue un orgullo para mí poderle dar un patrimonio en vida».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *