¿Piedras en los riñones? conoce cómo se producen y cómo evitarlas


Las píedras o cálculos renales, conocidas también como litiasis son masas duras formadas por la acumulación de elementos presentes en la orina, que normalmente deberían ser expulsados con esta.

En el proceso de filtración de la sangre los riñones van desechando sustancias como calcio, oxalatos, fosfatos, ácido úrico, etc. pero si hubiera un desequilibrio en su funcionamiento esto puede provocar que esos elementos se cristalicen y empiecen a formar los famosos cálculos renales.

Las causas más frecuentes

Existen muchos factores que pueden ocasionar la formación de cálculos renales, como:

– Factores genéticos. Suele haber antecedentes familiares de cálculos renales.

– Alteraciones metabólicas. Impiden la correcta la eliminación de calcio u otros elementos.

– Exceso de sal o azúcar en los alimentos.

– Dieta abundante en proteína de origen animal.

– Infecciones urinarias frecuentes.

– Falta de una correcta hidratación al hacer ejercicio.

– Dietas extremas que restringen el agua.

– Ambientes con clima caluroso sin la adecuada hidratación.

– Medicamentos diuréticos.

– Sedentarismo.

¿Cómo saber si tengo cálculos renales?

Si bien la presencia de cálculos puede ser imperceptible, ya que normalmente se depuran en la orina, el tamaño o la forma del cálculo puede ocasionar problemas.

– El dolor en la zona lumbar es un signo característico. Este dolor tiene un inicio rápido e intenso, puede aparecer en la zona lumbar (parte media de la espalda), baja por la cintura y llega a la parte baja y lateral del abdomen. Es conocido como cólico renal y puede ser producido cuando un cálculo ha obstruido el uréter, que es la vía por donde desciende la orina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *