Modelo Perón

Por: Joaquín Verduguillo

Hasta que los altos oficiales de la Armada Argentina decidieron ponerle fin al gobierno peronista en 1955, huérfano de madre desde la muerte de Eva Perón en 1952, nadie se había dado cuenta que esa pareja había intentado construir el primer sistema presidencialista de carácter hereditario en la historia universal, a imagen y semejanza de las monarquías europeas. Tras un bombardeo implacable de la aviación naval contra la Casa Rosada, sede del poder argentino, los marinos obligaron a Perón a poner pies en polvorosa, adelantándose en dieciocho años al golpe de Pinochet contra Allende, al otro lado de la cordillera. Años después, Perón regresó, murió en la Presidencia y lo sucedió Isabelita, su segunda mujer. Ella empujó al abismo a la Argentina. Muchos años más tarde, Dios se llevó a Néstor Kirchner y colocó a Cristina en la Presidencia. Nuevamente, Dios se equivocó. Argentina cayó más abajo. Fin del modelo.

Modelo Lula
Terco como él solo, Luiz Inácio da Silva, conocido como Lula, intentó cuatro veces la Presidencia del Brasil, un país de 200 millones de habitantes, la mitad de la cual se consideran blancos. Una vez sentado en el sillón de mando del Pálacio de Planalto, sede del poder brasileño, Lula se dedicó a empoderar a negros y mulatos, desincentivar la tradicional servidumbre, disminuir el poder patriarcal y regalar dinero a manos llenas. Ganó la reelección, quiso emprender la conquista de América Latina, usó a las mega constructoras de su país como arietes de la penetración imperialista, decidió que Dilma Rousseff lo sucediera. Así fue, pero todo se salió de control cuando se descubrió la trama mafiosa de Petrobras y las mega constructoras. Dilma fue destituida y él encarcelado. La derecha ganó el poder. Fin del modelo.

Modelo Putin
Más bajo que el promedio de los rusos, el burócrata Vladimir Vladimirovich Putin tiene el control absoluto de la Federación de Rusia desde que Boris Yeltsin lo nombrara primer ministro en el último año del siglo XX. Fue presidente desde 2000 hasta 2008, primer ministro de su ex primer ministro Dmitri Medvédev desde 2008 hasta 2012, y nuevamente presidente hasta ahora. Sin prisa ni pausa, Putin ha rearmado a Rusia, liquidado a todos sus enemigos, enriquecido hasta la náusea a sus incondicionales y superado la crisis de los precios bajos del petróleo. Todo sin despeinarse. Dicen que es más cruel que Iván el Terrible y Stalin juntos. Probablemente, Pero ese modelo sigue vigente porque Putin tiene el control. Todo el control.

Otros modelos
Si uno es alemán y todavía tiene pesadillas por lo que hicieron sus abuelos y sus padres con los judíos y otros pueblos, siempre va a preferir a una señora no muy delgada, no muy bella, no muy alta y altamente predecible para que controle sus días y sus noches. Sin altibajos ni sorpresas, Angela Merkel ha conducido Alemania durante los últimos quince años. No tiene sucesor a la vista. Fin del modelo.
¿Son los Bush, los Clinton, o antes los Kennedy, iniciadores de dinastías democráticas en países de auténtico republicanismo? Probablemente sí, pero mejor no especulemos, sino pregúntenle a Ollanta Humala y Nadine Heredia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *