Los beneficios del cacao natural


Consumir cacao natural de manera regular puede ayudar a reducir la incidencia de enfermedades crónicas como las cardiovasculares y las neurodegenerativas, según revela el Dr. Ramón Estruch, presidente del Comité Científico del Observatorio del Cacao.

La clave está en que los componentes del cacao natural producen un efecto vasodilatador que favorece el control de la tensión arterial, aumentan la sensibilidad a la insulina optimizando el metabolismo de la glucosa y mejoran el perfil lipídico, además de tener efecto antioxidante y antiinflamatorio. Una gran parte de estos efectos se deben al alto contenido de polifenoles (flavonoides del tipo flavanoles como la epicatequina, la catequina y las procianidinas) del cacao natural (entre 10 y 50 mg por gramo). «Estos componentes son los encargados de estimular la producción del óxido nítrico en las arterias, que dilata los vasos sanguíneos, mejora la circulación y reduce la presión arterial», según explica el Dr. Estruch.

Pero lo importante sobre estos beneficios es tener en cuenta que solo el cacao natural, que no ha pasado por un proceso químico de alcalinización, mantiene la totalidad de las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, así como su sabor amargo y su típico color marrón.

La alcalinización se utiliza para reducir el sabor amargo propio del cacao natural y para facilitar su disolución en un líquido, como por ejemplo la leche. Pero, según una revisión científica del Instituto de Ciencia y Tecnologúa de Alimentos y Nutrición del CSIC, durante este proceso se reducen los antioxidantes «entre un 60% y un 78% en función de la intensidad de dicho proceso».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *