La crucifixión de Keiko

Por: Fernando Viaña.

El 29 de marzo del año pasado, en una hermosa casa de la zona más elegante de Las Casuarinas, la urbanización más más de Surco, que digo, de Lima, un hombre que parecía haber nacido con el chaleco antibalas puesto les explicaba a sus tertulianos que la operación para hacerse del poder por un largo periodo, el que fuera necesario para eliminar de una vez y para siempre al fujimorismo y al aprismo, tenía que comenzar en ese mismo momento. “George me ha dado carta blanca para invertir en lo que sea necesario”, dijo el hombre del chaleco con un tartamudeo mayor al de costumbre.

El hombre que odia por igual a todo lo que se mueve no les dijo al parlamentario traidor con voz de flauta ni al tarapotino sinuoso, quienes compartían tragos y tentempiés con el acaudalado dueño de casa, la representante de la multiplataforma periodística más grande del país y uno de los herederos de la radioemisora que siempre ha sido y será oficialista, no importa quién sea el líder sólido o no tan sólido del bloque en el poder; no les dijo, repito, que el grupo operativo que lo iba a ayudar a tomar el control estaba reunido en ese momento en casa de Pablo, un funcionario sin luces, sin verbo y sin futuro, pero con unas ganas inmensas de dejar arreglado todo para los suyos. A Pablo lo acompañaban un ex juez, un oficial de Policía que todo lo oye y el viceministro que había convertido al grupo dirigido por el oficial en una policía política. Y suya.

Antes de seguir con el relato de la noche en que Keiko Sofía Fujimori fue condenada a prisión sin acusación fiscal, sin sentencia, sin apelación ni casación, hay que comentar que el ex juez, el coronel oidor y el viceministro que pronto se iba a encargar del organismo que año a año anuncia drásticas reducciones de las áreas de plantaciones de coca mientras aumenta dramáticamente las cifras de la exportación de cocaína; si, todos ellos, toditos, han comenzado a escalar en la pirámide burocrática del país, pero acompañados de cónyuges, de hermanos, de cuñados, de compadres, de amigos y de amigas con beneficios y de primos y de primas de cariño. Una Nomenklatura lorcha, pero Nomenklatura al fin.

Dos días después de esos cónclaves, es decir de las reuniones tras las puertas cerradas con llave, los abogados que comen de la mano del hombre del chaleco antibalas y el ex juez comenzaron a elaborar el guion que si todos lo cumplían al pie de la letra terminaría con la primogénita del odiado expresidente japonés en la cárcel. Paralelamente, el ex juez buscó al futuro titular del Ministerio Público para ponerse a sus órdenes, a su disposición, a sus pies. Acto seguido, pidió el puesto que ocupaba un fiscal con nombre de cajetilla de cigarrillos. Tras el primer sí, el ex juez soltó su lista de sus requerimientos. Uno de ellos era incorporar a su novísimo equipo a un fiscal ambicioso recomendado por el hombre que tartamudea y nunca se saca el chaleco. Además, que el juez de garantías fuera un huancaíno ambicioso y antifujimorista. Todo le fue concedido.

El guion, tal como lo escribieron el Diego, el Jose y el hombre del chaleco, decía que armar una causa contra Keiko Sofía Fujimori era esencial. Segundo, se debía conseguir mediante chantaje, soborno o cualquier otro medio lícito o ilícito que KSF esté fuera de circulación por lo menos un año y medio, si son dos años o tres, mejor. A la vez, voz de pito tenía que romper la bancada mayoritaria en dos, en tres, en lo que sea.

Todo lo demás son fuegos artificiales, efectos sonoros y mucho, pero mucho, movimiento. Nada ni nadie debe estar quieto, salvo la detenida.

Finalmente, como extras, el guion requiere de cobardes, de decenas, de centenares, de millares. Millones de ellos. En el país esos sobran.

Ese es el Perú, qué quieren que les diga. Como dijo el Puma Carranza: “es lo que hay”.

7 thoughts on “La crucifixión de Keiko

  • 10 agosto, 2019 at 12:15
    Permalink

    Váyanse s la Ctm fujimorista de mierda el Perú está jodido por culpa de ustedes y del apta, vividores, todos los políticos, congresistas gobernadores, alcaldes y presidentes son unos delincuentes ahhh jueces y fiscales al mando del fujiaprismo, lloran por qué se les acabó la mamadera ahora bien les salva libertad bajo palabra, asquerosos son pero ya no pueden engañar al pueblo, ya no somos los estúpidos de antes imbecil

    Reply
  • 10 agosto, 2019 at 20:21
    Permalink

    Alguien puede creer eso?. Preguntenles a los colaboradores eficaces que indican a Keiko como la lideresa de esta banda. Cuando lees el chat de la botica te das cuenta que es una banda. Gustavo hace un trabajo importantísimo en ayudar a desenmascarar a los corruptos. Grande Gustavo, estamos de tu lado. Del lado de la lucha contra la corrupción.

    Reply
    • 11 agosto, 2019 at 16:38
      Permalink

      Soy un extra «cobarde»…ptm que jodidos.
      Un juez huancaino ambicioso y antifujimorista. En Huancayo estamos agradecidos con el ex Pdte. Alberto Fujimori por haber pacificado nuestro pais, pero no por ello vamos a cerrar los ojos ante la situacion que generado la Fuerza N° 1.

      Reply
  • 11 agosto, 2019 at 13:51
    Permalink

    Cha mare… me hicieron perder 3 minutos de mi valioso sueño. Deberían estar en terapia los que escriben semejantes boludeces, como Viaña

    Reply
  • 12 agosto, 2019 at 21:42
    Permalink

    Qué se puede esperar, cuando el mismísimo accesitario de PPK, que funge de Presidente del Perú, está acusado de haber cometido 46 delitos comunes en su paso por la administración pública.

    Reply
  • 19 agosto, 2019 at 01:23
    Permalink

    Que tal broma de este remedo de mermelero, te informo Viaña que el delator de Keiko es BARATA, tu odiado Gorriti y la prensa independiente solo ha publicado dichas declaraciones, ¿es mentira? porque no denuncian a Barata? la respuesta cae sola, todo lo dicho por Barata es cierto, claro a Barata ni Keiko ni sus fujitroles ni sus mermeleros como este Viaña no lo tocan, como si no existiese. Da pena ver tu sufrimiento, tus odios baratos y tus fantasías sin límites, nadie ha condenado a tu jefa solo es preventivo; y ese “George me ha dado carta blanca ….» ya desbordaste, te aconsejo que leas http://bit.ly/2RzL6kx te darás cuenta tus patinadas.

    Reply
  • 21 agosto, 2019 at 00:05
    Permalink

    Keiko debe de denunciar a los que supuestamente inventaron haber donado miles de dolares en su campaña, si dice que eso fue mentira entonces estamos los 33 millones de peruanos engañados No?. Keiko esta presa por su mal proceder y por que es novata en política por no decir burra y aun así tenga 70 años no comprenderá nunca lo que es política, no heredo la muñeca de su padre, tiene a un pelele de esposo, eso dice mucho.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *