Frente vana

Por: Fernando Viaña

Un año atrás, cuando las personas más influyentes de Fuerza Popular les decían a propios y extraños que en un mes exacto comenzarían a co gobernar con el neófito Martín Vizcarra, en varios lugares de Lima algunas personas se pusieron a trabajar a toda mecha para intentar neutralizar esa posibilidad. Esas personas, no necesariamente las más democráticas de país, sabían que una vez que la primera mesa directiva integrada únicamente por fujimoristas iniciara el proceso conducente a controlar todas las instituciones públicas el camino a 2021 estaría repleto de obstáculos. Había que sumar fuerzas para impedir que el partido de Keiko Fujimori comenzara a hacerse del poder total del Perú.

La organización no gubernamental con mayores recursos económicos, y que en realidad es un enorme estudio de abogados dedicado a defender las peores causas convenció a un grupo de fiscales sedientos de poder que usara una investigación policial sobre las mafias del Callao y la transformara en un expediente que conectara a algunos vocales supremos, a tres fiscales supremos y a todos los miembros del Consejo de la Magistratura en una maquinaria de extorsión, de chantaje y de canje de prebendas a las órdenes ejecutivas de Keiko Fujimori, la señora K.

Por otro lado, el más mediático de los periodistas de la organización no gubernamental inició una serie de reuniones con los barones de la prensa peruana, algunos de los cuales tenía y tiene más anticuchos que la Tía Grimanesa. Estos barones, quienes nunca serán unos santos varones, le dijeron sí a todo lo que les propuso el oenegero más conectado de la república. Pusieron a su disposición a las chicas y a los muchachos más antifujimoristas de la televisión, de la radio y de la prensa, aunque la mayoría de ellos sufre ahora de ronquera crónica y de tendinitis aguda en ambas manos de tanto vivar y tanto aplaudir a Alberto Fujimori durante sus diez años de gobierno. Hoy todos “odian” al japonés, tanto o más de lo que antes lo “amaban”. Ese es el precio de comer caliente todos los días, señores.

Y así como ese 26 de junio del año pasado no destacó por ninguna gran noticia nacional ni internacional, este 26 de junio de 2019 no será recordado por nada de trascendencia periodística, salvo que alguien nos datee algún día qué están haciendo ahoritita los actores de la película antes reseñada para tener más poder, el que se transforma rápidamente en departamentos bien puestos, carros con chofer y cuentas bancarias con más fondos de los necesarios para vivir bien. Todo se sabrá, desubicado Dominguín, todo, porque si bien hoy día lo tienes todo quisiera recordarte ese poema de Ricardo Reís, quien también se llamaba Fernando Pessoa, entre varios nombres más.

Para ti, Dominguín de coso barato: “Ya sobre la frente vana se me encanece el cabello de joven que perdí. Mis ojos brillan menos.
Ya no tiene derecho a besos mi boca. Si aún me amas, por amor no me ames: me traicionarías conmigo”.

Piensa.

One thought on “Frente vana

  • 27 junio, 2019 at 18:22
    Permalink

    Que tal apología de la corrupción, casi casi como algo sin importancia, aquí los el rey de los malos es que tal desparpajo dominguin,no tiene el valor de mencionar al héroe cívico : fiscal Domingo Peres. Contra toda lógica y una alevosía delincuencial trata de insinuar que esta mega corrupción aprofujimorista no existe . Probablemente piensa que todos somos enanos mentales como él.

    Reply

Responder a Rolando Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *