César Hinostroza afirmó que el embajador César Bustamante lo visitó en cárcel de España

El exjuez supremo César Hinostroza negó haber utilizado el pasaporte diplomático que le ayudó a gestionar para él y su familia el embajador César Enrique Bustamante Llosa para salir del Perú en octubre del 2018 a través del control binacional de Tumbes.

«Se está diciendo que el pasaporte que tramité ante Cancillería habría servido para salir por Tumbes. Totalmente falso. Yo he salido con el pasaporte ordinario que utiliza cualquier ciudadano», señaló en RPP.

Hinostroza reconoció que conoció a Bustamante «en un evento internacional» al que acudió para representar al Poder Judicial. Asimismo, indicó que en la conversación telefónica entre ambos se escucha que hablan sobre la «celeridad» de un pasaporte diplomático «que estaba demorando» y que serviría para hacer viajes al extranjero «para representar al país».

«A raíz de esa relación institucional y de cercanía lo llamé para que vea qué pasaba con el pasaporte porque entiendo que él es el encargado de dar los pasaportes diplomáticos. Lo llamo y le pregunto por qué está demorando, yo no sabía si él era el competente, y me dice que falta la firma de la persona encargada para que autorice el pasaporte», señaló.

El destituido juez supremo también reveló que cuando el funcionario de la Cancillería viajó a España para tramitar su expulsión, acudió al penal en compañía del cónsul de Perú en España y de otro funcionario para conocer su situación carcelaria. No obstante, negó haber tenido un encuentro a solas con Bustamante.

«Ha venido el cónsul acompañado del señor Bustamante y otro funcionario público para ver la situación carcelaria en la que me encontraba, para decirme que el consulado está a disposición de los ciudadanos peruanos que están en prisiones para cualquier necesidad o cualquier apoyo y yo le dije ‘le agradezco, pero yo no necesito absolutamente nada’ y le dije que ‘estoy injustamente acá'», relató.

A esto se suma que, según El Comercio, Bustamante presentó recientemente a la Cancillería el reporte del viaje que realizó a España en octubre del año pasado. Es decir, 8 meses después y no quince días como lo establece el reglamento. El contenido del informe todavía no se desconoce pero semanas atrás el canciller Néstor Popolizio señaló a este mismo medio que desconocía la posibilidad de que el diplomático se pueda haber reunido con Hinostroza.

El pasado 3 de junio el Poder Judicial dictó 12 meses de prisión preventiva y una orden de captura en su contra por haber desacatado una orden de impedimento de salida. Por este caso, el exmagistrado es investigado por el presunto delito de cohecho activo genérico.

«Cuando salí del país lo hice por temor a sufrir un atentado contra mi vida e integridad física y, además, por el temor de ser enviado a prisión abusivamente por el aparato estatal y vine a España a pedir asilo», señaló.

El exjuez supremo, quien afrontará un nuevo proceso de extradición por este caso, salió del territorio peruano aparentemente con la ayuda de la exfuncionaria de MigracionesYhenifferd Bustamante Moretti, pese a tener una orden de impedimento de salida del país por el caso ‘Los cuellos blancos del puerto’.

Hinostroza insiste en que salió del país «por temor a sufrir un atentado» y ser enviado a prisión «de manera arbitraria». Asimismo, recordó que cuando viajó a España «no tenía orden de prisión preventiva» y no confirmó si pagó o no a la funcionaria de Migraciones.

«Nadie ha dicho que yo he entregado dinero. La funcionaria de Migraciones no ha dicho quién le entregó el dinero, entonces se tiene que investigar. Como es un asunto que está en investigación, cuando logren extraditarme daré declaraciones», dijo.

De acuerdo a la fiscalía anticorrupción de Tumbes, César Hinostroza indicó que tenía influencias al más alto nivel que iban a mantener activos su pasaporte y visas para que pudiera salir del territorio peruano y las investigaciones también revelaron que el exjuez supremo habría recibo apoyo de sus contactos diplomáticos.

«El término de fugado o fugitivo se refiere cuando una persona está procesada por un determinado delito y tiene orden de prisión. Cuando yo salí del país no tenía ni proceso penal abierto ni orden de prisión preventiva», agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *