Blume: Comisión Especial cumplió estrictamente Ley Orgánica de la JNJ

La Comisión Especial encargada de elegir a los miembros de la Junta Nacional de Justicia (JNJ), actuó dando estricto cumplimiento a la Ley Orgánica de la JNJ, afirmó el presidente del Tribunal Constitucional (TC) y comisionado, Ernesto Blume Fortini.

Sostuvo que la ley en cuestión es bastante rigurosa y reglamentaria para llevar a cabo el concurso público de méritos.

Asimismo, dijo que la norma establece etapas que son cancelatorias y deben desarrollarse en un determinado orden: prueba de conocimiento, evaluación curricular, prueba de confianza y entrevista personal.

“Nosotros hemos cumplido y hemos tratado de ser lo más rigurosos posibles, porque entendemos que el país necesita una JNJ de primer nivel con gente proba, idónea, honesta, que no permita que ocurran cosas como las que hemos presenciado hace varios meses y que nos dejan a todos desconcertados”, dijo Blume en canal N.

Consideró que los cambios acelerados, que sacrifican la participación ciudadana, el análisis, el debate ponderado y la reflexión con mente serena, tienen estos riesgos, pues por hacer las cosas rápido se puede incurrir en deficiencias.

Blume enfatizó que existe una obligación general de transparencia no solo en el proceso mismo, sino en la información que entrega el postulante.

En el caso específico de Pedro Patrón, precisó que esa obligación no se cumplió a cabalidad porque se proporcionó información incompleta y desactualizada; además de omitirse datos sobre procesos e investigaciones penales que estaban en giro y de los cuales se desprendía una situación complicada.

Patrón Bedoya fue el único postulante que superó todas las pruebas de la primera etapa de concurso de méritos para ser miembro de la JNJ; sin embargo, su juramentación fue suspendida luego que se descubriera que tenía un proceso abierto penal abierto que no había sido comunicado a la comisión especial.

Carga procesal del TC se redujo significativamente

De otro lado, Blume Fortini destacó que la carga procesal del Tribunal Constitucional (TC) pasó de 10,468 expedientes en abril de 2018 a 7,683 al 28 de junio último.

Explicó que este resultado es producto del esfuerzo colectivo de todos los que conforman la institución y a la declaratoria de emergencia de la descarga, lo cual demanda una labor más intensa.

“Agradezco mucho a los magistrados, asesores, funcionarios y trabajadores. El proceso de descarga seguirá teniendo prioridad. Descargar sí, pero sin desguarnecer, sin desamparar y sin abdicar de nuestro rol de guardián de los derechos fundamentales y de la Constitución”, dijo Blume.

Recordó que el TC acaba de conmemorar su vigesimotercer aniversario con una serie de actividades públicas e internas que comprendieron presentaciones de libros, visitas guiadas, talleres informativos, entre otras.

Durante la ceremonia central del 24 de junio, el presidente del TC hizo un análisis sobre el rol de la institución en el siglo XXI y el magistrado José Luis Sardón de Taboada reflexionó sobre la problemática económica y la Constitución Económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *